julio 15, 2024

Radio en vivo

Abbas Daoud, aparte de evasor, sería presunto lavador de dinero

Compartir:

Sus paisanos aseguran que él mismo registra al menos 16 antecedentes por piratería y otros delitos. Su pasado por el viejo continente, en especial en Grecia, tampoco estuvo exento de problemas graves con la ley, por lo que tuvo que huir y afincarse en la zona de la triple frontera, donde forjó un imperio dedicado a las estafas multimillonarias, piratería, evasión de impuestos y otros delitos que posibilitaron la compra de estancias, o «chacras», como él las llama, en Foz de Yguazú y en nuestro país. Además de esto, adquirió vehículos de alta gama para todos los miembros de su familia y propiedades horizontales en Jebai Center y en otros centros comerciales, con lo que estaría lavando su dinero proveniente de supuestas actividades ilícitas y haciéndose ver como un potentado comerciante.
De acuerdo a la información a la que accedieron periodistas del diario La Jornada, mediante fuentes fiables, los locales que posee el clan Abbas en Jebai Center van desde el 201 B, 202 B, 2227 al 2234, 3147, 3201, 3202, 3202, 3147 y otros hasta totalizar 57 “lojas”. Muchos de estos inmuebles ni siquiera figuran en su patrimonio, no están declarados en su totalidad, por lo que estaría evadiendo impuestos por valores millonarios.
Obviamente, con ello, también evaden los controles de la Seprelad, pues la actividad ilícita subyacente para la compra de estos inmuebles horizontales son la piratería, la evasión de impuestos y la estafa a gran escala, que les deja a los miembros del clan múltiples y millonarias ganancias. Esto, finalmente, es lavado según las fuentes con la compra de propiedades y otros bienes por valores multimillonarios, para ingresar al sistema comercial como activos y capital operativo.
Tanta es la caradurez y el afán de apropiarse de lo ajeno, que estas propiedades ocupan espacios comunes del centro comercial de referencia. Con paredes de yeso o durlock, cierran barandas, pasillos, y entradas a los baños públicos, que utilizan en forma particular para sus dependientes. Incluso han sido taponadas bocas de incendios y salidas de emergencia, lo que pone en riesgo no solo al edificio en caso de algún siniestro, sino también a los visitantes del concurrido Jebai Center. Por lo tanto, la Municipalidad debe intervenir de manera urgente en estos locales, a fin de evitar alguna tragedia futura.
También se sabe que estas propiedades son alquiladas a otras personas, lo que significa que estarían percibiendo alrededor de 1.500.000 dólares al año solo en alquileres. Esto, obviamente, ocurre a espaldas del fisco, sin ninguna declaración que genere el pago de impuestos, con el evidente objetivo de evadirlos y enriquecerse aún más en detrimento del estado paraguayo.
Tanto la Fiscalía, la Subsecretaría de Estado de Tributación, Seprelad, como la Municipalidad de Ciudad del Este, deben tomar cartas en el asunto para iniciar las investigaciones de oficio y así corroborar todo lo que se viene publicando.

Artículos Relacionados