julio 15, 2024

Radio en vivo

En control antitrata, interceptan a 32 menores que ingresaban al Brasil

Compartir:

Un operativo en conjunto para desalentar la trata de personas y la explotación laboral infantil, realizado entre autoridades brasileñas y paraguayas, permitió interceptar y devolver a 32 menores que ingresaban al Brasil, por el Puente de la Amistad.
Un niño limpiaparabrisas fue entregado al Consulado Paraguayo en Foz de Yguazú, con sus elementos de trabajo.

La Policía Federal y otros órganos del Brasil, así como el Consulado Paraguayo en Foz de Yguazú, procedieron a realizar controles integrados con el fin de reprimir y combatir la explotación laboral de niños, niñas y adolescentes que ingresan al Brasil por varios hechos. Este tipo de procedimientos se realiza en forma periódica en el lado brasileño, por la cantidad de menores que deambulan por las calles de la ciudad para pedir limosna, en su mayoría indígenas paraguayos acompañados de adultos.

La entidad policial refirió que se busca erradicar la presencia de niños paraguayos que se ven obligados a mendigar, en diversos puntos de la ciudad de Foz de Yguazú, siendo sometidos a riesgos al permanecer en calles concurridas, pedir dinero, vender agua, limpiar autos o sentarse en la acera todo el día bajo el sol y condiciones climáticas adversas, en el tiempo en que deberían concurrir a una escuela.

Durante el operativo fueron abordados 96 vehículos y se pudo devolver al Paraguay a 32 menores que se encontraban sin sus padres. Entre los casos, fue individualizado un niño que se disponía a trabajar de limpiaparabrisas, teniendo en cuenta que estaba munido de artículos de limpieza como el escurridor. La víctima fue entregada al Consulado de Paraguay.

Un motociclista que transportaba contrabando también pudo ser detenido, ya que para las verificaciones todos los vehículos fueron enviados a las bahías de la Receita Federal, ubicada en la entrada al Brasil, en la zona primaria del Puente de la Amistad.

SIN DOCUMENTOS. Una pareja con su hija de 12 años fue puesta a disposición de la Defensoría Pública, ya que la niña no tenía documentación en el momento del operativo.

 

El defensor Julio Mercado sostuvo que los padres afirmaron que habían perdido la cédula de identidad de la hija y tuvieron que hacer una copia del certificado de nacimiento para confirmar su identidad, ya que existía la sospecha.

“Es una familia de escasos recursos de la localidad de Tava’i que iba a hacer compras en Foz de Yguazú, donde suelen conseguir donaciones de alimentos, según comentaron. Se tenía duda de que era su hija la menor, pero luego se verificó el certificado de nacimiento”, relató Mercado.

Artículos Relacionados