abril 12, 2024

Radio en vivo

Quieren dotar de agua potable y alcantarillado a Pdte. Franco, Minga, Hernandarias y CDE

Compartir:

El tema fue tratado con los principales directivos de la entidad energética. De concretarse el ambicioso plan beneficiará a unas 800 mil personas.
Una comitiva de la Dirección de Agua Potable y Saneamiento (Dapsan), encabezada por su directora Claudia Crosa, visitó la sede de Itaipu Binacional en Asunción a fin de reunirse con el director general paraguayo, Justo Zacarías Irún; y el director de Coordinación, Julio Paredes. El diálogo se centró en la ejecución del proyecto de mejoramiento de agua potable y alcantarillado sanitario en Alto Paraná, iniciativa que lleva adelante la Dapsan, unidad dependiente del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).
Zacarías Irún explicó que se da la necesidad de colaboración e inserción de Itaipu en parte de esta ambiciosa iniciativa para aportar el grano de arena que se requiera en favor de los altoparanaenses. Acotó que el proyecto de agua potable es impulsado por el Gobierno del presidente Santiago Peña con la celeridad que merece y las cuatro ciudades principales del departamento serán las beneficiadas: Presidente Franco, Ciudad del Este, Minga Guazú y Hernandarias.
“Tenemos nuestra propia planta de tratamiento de agua para una porción interesante de Ciudad del Este, la cual seguramente va a tener que formar parte del sistema y vamos a tener que vincularla a la futura empresa que administre el agua potable. Por otro lado, existen colaboraciones técnicas y presupuestarias que en algún momento podemos ir profundizando”, señaló.
El director general, asimismo, puntualizó que esta iniciativa es un sueño de los altoparanaenses y nació hace muchos años, cuando él era diputado, aunque no pudo avanzar en su momento. Apuntó que ahora el proyecto está encaminado y es inconcebible que la segunda ciudad más grande del país (Ciudad del Este) no tenga sistema de agua potable y alcantarillado sanitario. Sumadas las tres ciudades que la circundan, son aproximadamente 800.000 personas las que tienen una provisión de agua inestable, recalcó.
Por su parte, el director de Coordinación de la Binacional, Julio Paredes, reiteró el compromiso y la predisposición de la Dirección de Coordinación y sus dependencias para viabilizar los estudios y ejecución de trabajos en el marco de este proyecto, a los efectos de garantizar el acceso al agua potable a la población de Ciudad del Este y Presidente Franco, en una primera etapa. En tal sentido, mencionó que el plantel de la Superintendencia de Obras y Desarrollo estará colaborando para ello.
ALIANZA ESTRATÉGICA
La directora Crosa manifestó que la reunión fue sumamente interesante para coordinar los esfuerzos conjuntos entre las dos instituciones, pues serán 300.000 las personas directamente beneficiadas con la iniciativa. En una primera etapa, el proyecto abarcará a las ciudades de Presidente Franco y Ciudad del Este, donde Essap e ITAIPU ya cuentan con sus plantas de tratamiento. Refirió que la intención es que esos sistemas se integren al que se construirá y así se optimizará la cantidad, calidad y continuidad en el suministro del vital líquido.
“Este proyecto contempla la construcción de una planta de tratamiento de agua potable que estaría en Presidente Franco y abastecería a toda el área prestacional de la Essap y de Itaipu. En lo que se refiere al alcantarillado sanitario, es una planta de tratamiento de aguas residuales, que colectaría las aguas residuales de esta misma área prestacional”, explicó.
Crosa agregó que se entrará a trabajar en conjunto con los técnicos de Itaipu en su área prestacional para lograr la integración de los dos sistemas en la capital del Alto Paraná. Igualmente, destacó la experiencia que tiene la Binacional en este tipo de obras.
“Itaipu es una aliada estratégica, tiene mucho conocimiento en ejecución de obras, agilidad en contrataciones. Entonces podemos trabajar con ellos para poder lograr mejores resultados en los proyectos”, enfatizó. La representante de la Dapsan apuntó que el emprendimiento se encuentra en la etapa inicial de contratación de obras y fiscalizaciones, y el plazo de ejecución es de cinco años.

Artículos Relacionados