febrero 28, 2024

Radio en vivo

Senad desmantela el ejército de Macho, “uno de los más sanguinarios del país”

Compartir:

El ejército liderado por el presunto narcotraficante Felipe Santiago Acosta Riveros, alias Macho, fue desarticulado en el operativo Ignis, valoraron desde la Senad. El vocero de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), Francisco Ayala, destacó que el operativo Ignis dio un golpe considerable a la estructura criminal de Felipe Santiago Acosta Riveros, alias Macho, quien hasta el momento sigue prófugo de la Justicia. Hay 9 abatidos y 9 detenidos.
“El golpe a la estructura criminal es demasiado considerable porque su ejército de 18 personas fue desarticulado: nueve de ellos abatidos y nueve detenidos”, valoró en un enlace con Telefuturo. En poder del grupo criminal se encontró un “arsenal muy interesante”, de acuerdo con la valoración de Ayala, quien detalló que se incautaron fusiles, ametralladoras antiaéreas, fusibles .50, municiones y equipos tácticos.
Ayala describió que la forma en que operaba la banda criminal era muy similar a los carteles mexicanos y que imponía el miedo y la violencia a la población de Canindeyú. “La forma de operación de esta estructura era muy similar a los carteles mexicanos, con mucho poder de armas que operaba con base en el temor y la violencia. Es considerada una de las organizaciones más sanguinarias del país y con mucha fuerza en el Departamento de Canindeyú”, subrayó.
Relató que cuando transportaban cargamentos de droga, eran escoltados por un camión repleto de 20 a 30 personas equipadas con fusibles para evitar cualquier intersección de las fuerzas de seguridad, de acuerdo con Ayala. Según los datos de inteligencia, al grupo también se le atribuyen una gran cantidad de hechos de sicariatos en Canindeyú.
El grupo de Macho ya cuenta con un rango internacional porque tenía contactos con criminales bolivianos, peruanos, colombianos y mexicanos, reveló Ayala. Uno de los allanamientos se realizó en una zona rural no muy distante de la ciudad de Salto del Guairá y que sería la base de operaciones de la banda.
Macho, el principal objetivo del operativo, no se encuentra entre los abatidos y tampoco en el grupo de los detenidos, confirmó Ayala; no obstante, “es cuestión de tiempo nomás”, añadió. Macho fue condenado a 25 años de prisión por el asesinato de un japonés en el 2005 y fue a prisión, pero logró escapar y se instaló en Canindeyú, donde también maneja toda la plantación de marihuana de la zona.
En ese sentido, indicó que se siguen realizando procedimientos en el Departamento de Canindeyú. “Esta persona tiene que ser detenida. Es un prófugo de mucha importancia para la justicia de Brasil y de Paraguay, pero creo que estamos dando un paso muy importante con el desmantelamiento de todo su ejército”, subrayó. Asimismo, destacó que el factor sorpresa fue clave para la obtención de resultados en la operación Ignis, que contó una estrategia táctica que pudo rodear a los delincuentes.

Artículos Relacionados